Review EA WRC: toda una experiencia

EA WRC

Si a una persona común y corriente le decimos que EA WRC es un juego de rally, lo normal sería que pensara en un juego de carreras tradicional, pero en circuitos de tierra. O sea, competencia entre varios autos a lo largo de pista o circuito, todos corriendo al mismo tiempo y, sobre todo en los juegos más casuales, tratando de sacar al resto de competidores con artes cuestionables.

EA WRC en cambio es una representación del rally de verdad (?), en formato de videojuego. Siguiendo la herencia de otros juegos de rally de Codemasters, lo que se hace aquí es correr por pistas existentes en los circuitos mundiales de rally, luchando contra las condiciones del clima y el terreno y, en el mejor de los casos, haciéndole caso al navegante.

Codemasters tiene un pedigree de juegos de carrera de este estilo y, ahora que son parte de EA, aprovechan al máximo lo que significa tener la licencia oficial del World Rally Championship. Como una persona novata y ajena al deporte motor, no se exactamente cuáles son las ventajas de tener la licencia versus no tenerla (estoy pensando en el caso de EA FC 24, antes llamado FIFA), aunque supongo que no es solamente una cuestión accesoria.

Minuto 31:26: comentario sobre EA WRC

Entrando ya en lo que es la carrera de verdad, este EA WRC me hace imaginarme el estrés que viven los pilotos reales de rally tratando de no salirse de la pista. El juego se plantea como una constante lucha entre el jugador y el control del auto. Y si a eso se le suma como factor que las pistas son todas angostas y de terrenos hechos para derrapar y salirse del camino al primer mal movimiento, el resultado no es el Dark Souls de los juegos de autos, pero algo se acerca.

Una vez entendiendo cómo opera este juego en términos de lo que hay que hacer (elegir un tipo de competencia, piloto, tipo de auto y demases), el verdadero desafío está en completar cada carrera con un tiempo aceptable como para no quedarse rezagado al lado del resto de competidores. Definitivamente esto es más fácil decir que hacer; en la decena que le dediqué a EA WRC descubrí que incluso la recta más inofensiva es perfecta para salirse de la pista, dar tres vueltas y frenar el impulso con un árbol.

La idea de tener un navegante en el rally es no tener que encontrarse con una curva o una pendiente de la nada, sino al contrario; el navegante es la clave para saber cómo enfrentarse a los recovecos de la pista. Sin embargo, hasta aquello puede implicar su propio desafío, ya que la nomenclatura a veces es fácil (“izquierda fácil”), y otras veces no tanto (“izquierda fácil con rasante”).

En general, EA WRC es una experiencia bien detallada e incluso abrumadora para el menos entendido de este nicho tan particular de rally. Los modos de juego incluyen muchas opciones extra más allá de solo competir, que van desde cosas más simples como encontrar piezas para hacer a los autos más competitivos hasta la gestión del presupuesto completo del equipo. Esto último puede resultar más complejo de lo que aparenta, sobre todo al tratar de balancear el bienestar del equipo con las expectativas de los financistas.

EA WRC luce como un juego auténtico de rally, desde principio a fin de la experiencia. El cuadro se arma con las licencias oficiales de distintos estamentos, pero también con la representación de las pistas, los vehículos, las reglas de la competencia y por supuesto, la presentación audiovisual.

El juego es gráficamente interesante, aunque con ciertos matices. Los paisajes son atractivos y el estilo realista queda bien. El diseño de las pistas y los autos complementa bien el paisaje, pero algunos detalles lo hacen ver como un juego de hace algunos años atrás. Y eso sin considerar que, al menos en sus días de lanzamiento, existieron problemas técnicos debido al motor (Unreal Engine) y que por fortuna, se han ido minimizando con sucesivos parches.

Sin embargo, la experiencia de lanzamiento del juego no fue tan agradable debido al stuttering y los microsaltos que en un juego de carreras como este pueden molestar más de la cuenta.

A grandes rasgos, EA WRC es una experiencia interesante para los amantes y fanáticos del mundo rally, por el solo hecho de ser una representación auténtica del rally como tal. Como videojuego, la propuesta cumple con creces y a esta altura nadie puede dudar de la expertise de Codemasters, que ha pasado décadas construyendo dentro del género. Eso sí, para el resto de usuarios la recomendación es tal vez más difícil, pero no porque el producto sea malo ni mucho menos, sino porque el rally como tal es un nicho algo más duro y no tan popular como la Formula 1 u otras competencias de automovilismo.